Arzobispado Castrense

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Inicio Actualidad Misa de la Cena del Señor

Misa de la Cena del Señor

E-mail Imprimir

Jueves_Santo_011A las siete de esta tarde comenzó en la Iglesia Catedral de las Fuerzas Armadas la Misa de la Cena del Señor. Fue presidida por el Arzobispo Castrense Don Juan del Rio Martín y concelebrada por su Eminencia Reverendisima Don José Manuel Estepa Llaurens. Así mismo concelebraron también varios capellanes castrenses. 
El espacio del templo no pudo dar cabida a la cantidad de fieles que se congregaron en la celebración de los oficios de este Jueves Santo.
El Señor Arzobispo procedió al lavatorio de los pies, como es tradicción, a un grupo de militares de nuestro ejército. Finalizada la Misa el Santísimo Sacramento fué reservado en el monumento preparado a tal efecto.


Toda la celebración fue dignificada por el Coro de Cámara de la Catedral Castrense.

Ponemos a disposición la homilia que el Señor Arzobispo pronunció en esta celebración litúrgica.

 

Homía del Sr. Arzobispo Castrense

Queridos capellanes, diáconos y seminaristas castrenses.

Hermanos y Hermanas

¿Cómo pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho? Alzaré la copa de salvación invocando su nombre” (Sal 115).

Este es un día memorable” (Ex.12, 14).

1. Crepúsculo de amor, tarde de bendición y acción de gracias, hora de hacer memoria lo que el Señor hizo con sus discípulos en la última Cena, ¡”Habiendo amado a los suyos, los amó hasta el extremo”! Estamos en el Jueves Santo, pórtico del Triduo Pascual, donde celebramos los grandes misterios de la pasión, muerte y resurrección de Cristo, Hijo de Dios vivo, Salvador y Redentor del mundo. El saber popular siempre ha percibido que hoy no es un día más del calendario, por ello las gentes de nuestras aldeas, pueblos y ciudades sacan sus mejores galas para celebrar “la fiesta del Señor, ley perpetua para todas las generaciones” (como dice la primera lectura). Porque fue aquella “noche santa” de la Nueva Alianza en el cenáculo de Jerusalén, antes de ser entregado Jesús Nazareno a sus enemigos, cuando instituyó la Eucaristía, el Orden Sacerdotal y el mandamiento nuevo del Amor, perpetuándose su presencia entre nosotros hasta el final de los tiempos.

Leer más...

 

 

 

Apuntes para la vida

Alabarderos

Estadísticas

mod_vvisit_counterVisitas hoy80
mod_vvisit_counterAyer472
mod_vvisit_counterEsta semana553
mod_vvisit_counterSemana pasada2533
mod_vvisit_counterEste mes17610
mod_vvisit_counterMes pasado23158
mod_vvisit_counterTotal de visitas1169752

Usuarios en línea 9