900px Escudo de España mazonado.svg    et    armada    escudo ejercito del aire    EscudoGuardiaCivil.svg    National Police Corps of Spain Badge.svg

Del 12 al 14 de febrero de 2024 se celebrará en la Iglesia Catedral de las Fuerzas Armadas, el tradicional ciclo de Conferencias Cuaresmales, que este año serán predicadas por el Vicario General del Arzobispado Castrense, don Carlos Jesús Montes Herreros.

La Conferencia inicial del lunes 12 lleva por título “La Cuaresma, camino de conversión” (Marcos, 1.15).

El martes 13 de febrero la conferencia cuaresmal versará sobre el misterio de la Redención “Señor, Sálvame” (Mateo, 14, 23).

Y el 14 de febrero, Miércoles de ceniza, la última conferencia tratará sobre la unión con Dios “Permaneced en mí” (Juan 15, 1).

La hora de inicio de las conferencias será a las 18:30 horas y seguirán el siguiente orden:

  1. Exposición del Santísimo Sacramento y Rezo del Santo Rosario.
  2. Conferencia del día.
  3. Bendición Eucarística.
  4. Santa Misa.

El miércoles 14, inicio de la Cuaresma, Día de ayuno y abstinencia, tendrá lugar la imposición de la ceniza en la Santa Misa.

 

1ª lectura: Israel se rebeló contra la casa de David.

Lectura del primer libro de los Reyes 11, 29 32; 12, 19

Sucedió entonces que Jeroboán salía de Jerusalén y se le presento el profeta Ajías de Siló cubierto
con un manto nuevo.

Estando los dos solos en campado abierto, tomó Ajías el manto nuevo que llevaba puesto, lo rasgó
en doce jirones y dijo a Jeroboán:

«Toma diez jirones para ti, porque así dice el Señor, Dios de Israel: “Rasgaré el reino de manos de
Salomón y te daré diez tribus. La otra tribu será para él, en atención a mi siervo David y a Jerusalén,
la ciudad que me elegí entre todas las tribus de Israel”». Así Israel se rebeló contra la casa de David,
hasta el día hoy.

Salmo: Sal 80, 10 11 ab. 12-13. 14-15

R. Yo soy el Señor, Dios tuyo: escucha mi voz.

No tendrás un dios extraño,
no aforarás un dios extranjero;
yo soy el Señor, Dios tuyo,
que te saqué de la tierra de Egipto. R.

Mi pueblo no escuchó mi voz,
Israel no quiso obedecer:
los entregué a su corazón obstinado,
para que anduviesen según sus antojos. R.

¡Ojalá me escuchase mi pueblo
y caminase Israel por mi camino!:
en un momento humillaría a sus enemigos
y volvería mi mano contra sus adversarios. R.

Aleluya Mc 1, 15

R. Aleluya, aleluya, aleluya.

V. Abre, Señor, nuestro corazón
para que aceptemos las palabras de tu Hijo. R.

Evangelio: Hace oír a los sordos y hablar a los mudos.

Lectura del santo Evangelio según san Marcos 7, 31 37

En aquel tiempo, dejando Jesús el territorio de Tiro, pasó por Sidón, camino del lago de Galilea,
atravesando la Decápolis. Y le presentaron un sordo que, además, apenas podía hablar; y le piden
que le imponga la mano.

El, apartándolo de la gente, a solas, le metió los dedos en los oídos y con la saliva le tocó la lengua.

Y, mirando al cielo, suspiró y le dijo:

«Effetá», (esto es: «ábrete»).

Y al momento se le abrieron los oídos, se le soltó la traba de la lengua y hablaba correctamente.
Él les mandó que no lo dijeran a nadie; pero, cuanto más se lo mandaba, con más insistencia lo
proclamaban ellos.

Y en el colmo del asombro decían:

«Todo lo ha hecho bien; hace oír a los sordos y hablar a los mudos».

En Letonia un grupo de voluntarios de EFPXIV acompañados por su pater Juan Carlos Pinto se han acercado al comedor social de las hermanas de la caridad de Riga, con el fin de conocer el lugar y sus necesidades, durante la visita se hizo entrega de unas donaciones de alimentos. 

El pasado miércoles 31 de enero, las unidades del Ejército de Tierra de la isla de Tenerife celebraron los actos en honor a San Juan Bosco, patrón del Cuerpo de Especialistas y de la Logística.

Los actos que se desarrollaron en el Acuartelamiento Ofra Vistabella, donde tiene su base la Agrupación de Apoyo Logístico Nº81, comenzaron con una Eucaristía a las 11 de la mañana celebrada por el capellán castrense Marcos J. Albertos y a la que asistió el General jefe del Estado Mayor del Mando de Canarias, Luis Cortés Delgado, el General en situación de retiro Ángel Morales Díaz Sotero, y personal militar perteneciente a las unidades de la isla, personal de la Policía Nacional, de la Policía Local y de la Comandancia Naval de Tenerife.

5/2/2024 - Lunes de la 5ª semana de Tiempo Ordinario.

1ª lectura: Acarrearon el Arca de la Alianza al Santo de los Santos, y la nube llenóel templo del Señor.

Lectura del primer libro de los Reyes 8, 1-7. 9-13

En aquellos días, congregó Salomón a los ancianos de Israel en Jerusalén - todos los jefes de las
tribus y los cabezas de familia de los hijos de Israel ante el rey - para hacer subir el Arca de la Alianza
del Señor desde la ciudad de David, Sión.

En torno al rey Salomón se congregaron todos los varones de Israel. En el mes de etanín, el mes
séptimo, por la fiesta, vinieron todos los ancianos de Israel y los sacerdotes condujeron el Arca e
hicieron subir el Arca del Señor y la Tienda del Encuentro, con todos los objetos sagrados que había
en ella. El rey Salomón y todo Israel, la comunidad de Israel reunida en torno a él ante el Arca,
sacrificaron ovejas y bueyes en número no calculable ni contable.

Los sacerdotes acarrearon el Arca de la Alianza del Señor al santuario del templo, el Santo de los
Santos, a su lugar propio bajo las alas de los querubines. Estos extendían las alas sobre el lugar del
Arca, cubriendo el Arca y sus varales.

No había en el Arca más que las dos tablas de piedra que Moisés deposito allí en el Horeb: las tablas
de la alianza que estableció el Señor con los hijos de Israel cuando salieron de la tierra de Egipto.
Cuando salieron los sacerdotes del santuario - pues ya la nube había llenado el templo del Señor -
, no pudieron permanecer ante la nube para completar el servicio, ya que la gloria del Señor llenaba
el templo del Señor.

Dijo entonces Salomón:

«El Señor puso el sol en el cielo, mas ha decidido habitar en densa nube. He querido erigirme una
casa para morada tuya, un lugar donde habites para siempre».

Salmo: Sal 131, 6-7. 8-10

R. Levántate, Señor, ven a tu mansión.
Oímos que estaba en Efrata,
la encontramos en el Soto de Jaar:
entremos en su morada,
postrémonos ante el estrado de sus pies. R.

Levántate, Señor, ven a tu mansión, ven con el arca de tu poder:
que tus sacerdotes se vistan de justicia, que tus fieles vitoreen.
Por amor a tu siervo David,
no niegues audiencia a tu Ungido. R.

Aleluya Mt 4,23

R. Aleluya, aleluya, aleluya

V. Jesús proclamaba el evangelio del reino,
y curaba toda la dolencia del pueblo. R.

Evangelio: Los que lo tocaban se curaban.

Lectura del santo Evangelio según san Marcos 6, 53-56

En aquel tiempo, terminada la travesía, Jesús y sus discípulos llegaron a Genesaret y atracaron.

Apenas desembarcados, lo reconocieron y se pusieron a recorrer toda la comarca; cuando se enteraba
la gente dónde estaba Jesús, le llevaba los enfermos en camillas.

En los pueblos, ciudades o aldeas donde llegaba colocaban a los enfermos en la plaza y le rogaban
que les dejase tocar al menos la orla de su manto; y los que lo tocaban se curaban.

6/2/2024 - Martes de la 5ª semana de Tiempo Ordinario.

1ª lectura: Declaraste: «Allí estará mi Nombre». Escucha la súplica de tu pueblo Israel.

Lectura del primer libro de los Reyes 8, 22-23. 27-30

En aquellos días, Salomón se puso en pie ante el altar del Señor frente a toda la asamblea de Israel,
extendió las manos al cielo y dijo:

«Señor, Dios de Israel, no hay Dios como tú arriba en los cielos ni abajo en la tierra, tú que guardas
la alianza y la fidelidad a tus siervos que caminan ante ti de todo corazón.

¿Habitará Dios con los hombres en la tierra? Los cielos y los cielos de los cielos no pueden contenerte,
¡cuánto menos este templo que yo te he erigido!

Inclínate a la plegaria y a la súplica de tu siervo, Señor, Dios mío. Escucha el clamor y la oración que
tu siervo entona hoy en tu presencia. Que día y noche tus ojos se hallen abiertos hacia este templo,
hacia este lugar del que declaraste: “Allí estará mi Nombre”. Atiende la plegaria que tu servidor entona
en este lugar. Escucha la súplica que tu siervo y tu pueblo Israel entonan en este lugar. Escucha tú,
hacia el lugar de tu morada, hacia el cielo, escucha y perdona».

Salmo: Sal 83, 3. 4. 5 y 10. 11

R. ¡Qué deseables son tus moradas, Señor del universo!

Mi alma se consume y anhela los atrios del Señor,
mi corazón y mi carne retozan por el Dios vivo. R.

Hasta el gorrión ha encontrado una casa; la golondrina, un nido
donde colocar sus polluelos: tus altares, Señor del universo, Rey mío y Dios mío. R.

Dichosos los que viven en tu casa, alabándote siempre.
Fíjate, oh Dios, escudo nuestro, mira el rostro de tu Ungido. R.

Vale más un día en tus atrios que mil en mi casa,
y prefiero el umbral de la casa de Dios a vivir con los malvados. R.

Aleluya Sal 118, 36a. 29b

R. Aleluya, aleluya, aleluya.

V. Inclina mi corazón, oh Dios, a tus preceptos
y dame la gracia de tu ley. R.

Evangelio: Dejáis a un lado el mandamiento de Dios para aferraros a la tradición
de los hombres.

Lectura del santo Evangelio según san Marcos 7, 1-13

En aquel tiempo, se reunieron junto a Jesús los fariseos y algunos escribas venidos de Jerusalén; y
vieron que algunos discípulos comían con manos impuras, es decir, sin lavarse las manos. (Pues los
fariseos, como los demás judíos, no comen sin lavarse antes las manos, restregando bien, aferrándose
a la tradición de sus mayores, y, al volver de la plaza, no comen sin lavarse antes, y se aferran a otras
muchas tradiciones, de lavar vasos, jarras y ollas.) Y los fariseos y los escribas le preguntaron:

«¿Por qué no caminan tus discípulos según las tradiciones de los mayores y comen el pan con
manos impuras?».

Él les contestó:

«Bien profetizó Isaías de vosotros, hipócritas, como está escrito:

“Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. El culto que me dan está
vacío, porque la doctrina que enseñan son preceptos humanos.” Dejáis a un lado el mandamiento de
Dios para aferraros a la tradición de los hombres».

Y añadió:

«Anuláis el mandamiento de Dios por mantener vuestra tradición. Moisés dijo: “Honra a tu padre y
a tu madre” y “el que maldiga a su padre o a su madre es reo de muerte”. Pero vosotros decís: “Si
uno le dice a su padre o a su madre: los bienes con que podría ayudarte son ‘corbán’, es decir, ofrenda
sagrada”, ya no le permitís hacer nada por su padre o por su madre; invalidando la palabra de Dios
con esa tradición que os transmitís; y hacéis otras muchas cosas semejantes».

8/2/2024 - Jueves de la 5ª semana de Tiempo Ordinario, feria.

1ª lectura: Por no guardar la alianza, voy a arrancar el reino de las manos; pero daré a tu hijo una tribu, en atención a David.

Lectura del primer libro de los Reyes 11, 4-13

Cuando el rey Salomón llegó a viejo, sus mujeres desviaron su corazón tras otros dioses y su corazón
no fue por entero del Señor, su Dios, como lo había sido el corazón de David, su padre.

Salomón iba en pos de Astarté, diosa de los sidonios, y de Milcón, abominación de los amonitas.

Salomón hizo lo malo a los ojos de Señor, no manteniéndose del todo al lado del Señor como David,
su padre.

Edificó Salomón por entonces un altar a Camós, abominación de Moab, sobre el monte que está
frente a Jerusalén, y otro a Milcón, abominación de los amonitas.

Lo mismo hizo con todas sus mujeres extranjeras que quemaban incienso y sacrificaban a sus dioses.

Y se enojó el Señor contra Salomón, por haber desviado su corazón del Señor Dios de Israel, que se
le había aparecido dos veces, dándole instrucciones sobre este asunto: que no fuera en pos de otros
dioses. Pero no guardó lo que el Señor le había ordenado. El Señor dijo a Salomón:

«Por haber portado así conmigo, siendo infiel al pacto y a los mandatos que te di, te voy a arrancar
el reino de las manos para dárselo a un siervo tuyo. No lo haré mientras vivas, en consideración a tu
padre David; se lo arrancaré de la mano a tu hijo. Y ni siquiera le arrancaré todo el reino; dejaré a
tu hijo una tribu, en consideración a mi siervo David y a Jerusalén, mi ciudad elegida».

Salmo: Sal 105, 3 4. 35 36. 37 y 40

R. Acuérdate de mí, Señor, por amor a tu pueblo.

Dichosos los que respetan el derecho y practican siempre la justicia.
Acuérdate de mí por amor a tu pueblo, visítame con tu salvación. R.

Emparentaron con los gentiles, imitaron sus costumbres; adoraron sus ídolos
y cayeron en sus lazos. R.

Inmolaron a los demonios sus hijos y sus hijas.
La ira del Señor se encendió contra su pueblo, y aborreció su heredad. R.

Aleluya Sant 1, 21bc

R. Aleluya, aleluya, aleluya.

V. Acoged con docilidad la palabra, que ha sido injertada en vosotros
y es capaz de salvar vuestras vidas. R.

Evangelio: Los perros, debajo de la mesa, comen las migajas que tiran
los niños.

Lectura del santo Evangelio según san Marcos 7, 24-30

En aquel tiempo, Jesús fue a la región de Tiro.

Entró en una casa procurando pasar desapercibido, pero no logró ocultarse.

Una mujer que tenía una hija poseída por un espíritu impuro se enteró en seguida, fue a buscarlo y
se le echó a los pies.

La mujer era pagana, una fenicia de Siria, y le rogaba que echase el demonio de su hija.

Él le dijo:

«Deja que se sacien primero los hijos. No está bien tomar el pan de los hijos y echárselo a los perritos».

Pero ella replicó:

«Señor, pero también los perros, debajo de la mesa, comen las migajas que tiran los niños».

Él le contestó:

«Anda, vete, que, por eso que has dicho, el demonio ha salido de tu hija».

Al llegar a su casa, se encontró a la niña echada en la cama; el demonio se había marchado.

1ª lectura: La reina de Saba percibió la sabiduría de Salomón.

Lectura del primer libro de los Reyes 10, 1 -10

En aquellos días, la reina de Saba oyó la fama de Salomón, en honor del nombre del Señor y vino
a ponerlo a prueba con enigmas.

Llegó a Jerusalén con una gran fuerza de camellos portando perfumes, oro en cantidad y piedras
preciosas. Ante Salomón se presentó para plantearle cuanto había ideado El rey resolvió sus preguntas
todas; pues no había cuestión tan arcana que él no pudiese desvelar. Cuando la reina de Saba percibió
la sabiduría de Salomón, el palacio que había construido, los manjares de su mesa, las residencias
de sus servidores, el porte y vestimenta de sus ministros, sus coperos y los holocaustos que ofrecía en
el templo del Señor, se quedó sin respiración y dijo al rey:

«Era verdad cuanto oí en mi tierra acerca de tus enigmas y tu sabiduría. No daba crédito a lo que
se decía, pero ahora he venido y mis propios ojos, lo han visto. ¡Ni la mitad me narraron! Tu conocimiento
y prosperidad superan con mucho las noticias que yo escuché. Dichosas tus mujeres, dichosos estos
servidores tuyos siempre en tu presencia escuchando tu sabiduría. Bendito sea el Señor, tu Dios, que
se ha complacido en ti y te ha situado en el trono de Israel. Pues, por el amor eterno del Señor a
Israel, te ha puesto como rey para administrar derecho y justicia». Ofreció al rey ciento veinte talentos
de oro y gran cantidad de esencias perfumadas y piedras preciosas. Jamás llegaron en tal abundancia
perfumes como los que la reina de Saba dio a Salomón.

Salmo: Sal 36, 5-6. 30-31. 39-40

R. La boca del justo expone la sabiduría.

Encomienda tu camino al Señor, confía en él, y él actuará:
hará tu justicia como el amanecer, tu derecho como el mediodía. R.

La boca del justo expone la sabiduría, su lengua explica el derecho;
porque lleva en el corazón la ley de su Dios, y sus pasos no vacilan. R.

El Señor es quien salva a los justos, él es su alcázar en el peligro;
el Señor los protege y los libra,
los libra de los malvados y los salva porque se acogen a él. R.

Aleluya Jn 17, 17b.a

R. Aleluya, aleluya, aleluya.

V. Tu palabra, Señor, es verdad;
santifícanos en la verdad. R.

Evangelio: Lo que sale de dentro es lo que hace impuro al hombre.

Lectura del santo Evangelio según san Marcos 7, 14-23

En aquel tiempo, llamó Jesús de nuevo a la gente y les dijo:

«Escuchad y entended todos: nada que entre de fuera puede hacer al hombre impuro; lo que sale
de dentro es lo que hace impuro al hombre».

Cuando dejó a la gente y entró en casa, le pidieron sus discípulos que les explicara la parábola.
Él les dijo:

«¿También vosotros seguís sin entender? ¿No comprendéis? Nada que entre de fuera puede hacer
impuro al hombre, porque no entra en el corazón, sino en el vientre y se echa en la letrina» (Con esto
declaraba puros todos los alimentos).

Y siguió:

«Lo que sale de dentro del hombre, eso sí hace impuro al hombre. Porque de dentro, del corazón
del hombre, salen los malos perversos, las fornicaciones, robos, homicidios, adulterios, codicias,
malicias, fraudes, desenfreno, envidia, difamación, orgullo, frivolidad. Todas esas maldades salen de
dentro y hacen al hombre impuro».

El pasado 6 de febrero los capellanes militares desplegados en EFP Letonia tuvieron una audiencia en el palacio arzobispal con el arzobispo de Riga Zbigņevs Stankevičs capellanes de Polonia, Eslovaquia, España y Letonia quienes asisten espiritualmente en conjunto a unos 3500 militares católicos en la Base de Adazi de diferentes lenguas. 

El pasado 31 de enero se celebró en la Base de Adizi, Letonia la celebración del patrón de los Especialistas del Ejército de Tierra, San Juan Bosco.

Esta celebración se inició con la santa misa en la capilla de la base presidida por el Capellán del contingente eFP XIV el Páter Juan Carlos Pinto, y en la que estuvieron presentes el Jefe del Contingente español el teniente coronel Camilo Martínez Gaude, el Jefe del Contingente italiano y miembros de su contingente, militares del contingente canadiense, contingente americano, contingente eslovaco y un gran número de especialistas y demás miembros del contingente español tanto de Lielvarde como de Adazi para honrar a su santo patrono. Asimismo, estuvieron presentes el embajador de España en Letonia Manuel Aljama Orenas, y el cónsul José Andrés Santos Herman.

Página 11 de 262
Volver