900px Escudo de España mazonado.svg    et    armada    escudo ejercito del aire    EscudoGuardiaCivil.svg    National Police Corps of Spain Badge.svg

Boletín Eclesiástico 2024

Boletín Eclesiástico 2024


 

Arzobispo Castrense de España

Homilias

Cartas Pastorales 

Otras Publicaciones 

Actividades del Arzobispo Castrense

 

Secretaria General del Arzobispado

  • Decretos
  • Nombramientos Canónicos
  • Disposiciones Oficiales

Novedades Cuerpos Eclesiasticos

  • Ejercito de Tierra
  • Ejercito del Aire
  • Armada

Cruz Fidelitas

  • Acta concesion Cruz Fidelitas año 2023

Necrología

Semana del Matrimonio

PHOTO 2024 01 10 10 20 12

Con motivo de la celebración de la Semana de la Familia por parte de la Conferencia Episcopal, desde la Delegación de Pastoral Familiar hemos creído conveniente la necesidad de convocar a nuestras familias para que renueven sus promesas matrimoniales así como tengan oportunidad de encontrarse con nuestro Arzobispo.

Con tal motivo, el próximo sábado 10 de febrero a las 12 de la mañana celebraremos en nuestra Catedral la renovación de las promesas matrimoniales, presididos por nuestro Arzobispo.

Para confirmar la asistencia, en aras a una mejor organización, hemos creado un formulario de inscripción: Https://forms.gle/bmUsKdAs85xxKpTf9 en el que las parejas podrán inscribirse.

Tras la celebración de la eucaristía, en los salones de la Catedral, tendremos un espacio para encontrarnos, tomar algo y que nuestras familias puedan conocer de forma más cercana a don Juan Antonio.

 

Un cordial saludo,

Carlos Rodríguez Blanco
Delegado de Pastoral Familiar

El Arzobispo Castrense de España, Monseñor Don Juan Antonio Aznárez, presidió el pasado domingo 7 de enero, en la Iglesia Catedral de las Fuerzas Armadas, la misa conmemorativa de la 57 jornada de la Paz que en este año 2024 lleva por lema “Inteligencia Artificial y Paz”.

La Eucaristía fue concelebrada por el vicario general del Arzobispado, Don Carlos Jesús Montes y por los vicarios episcopales del Ministerio de Defensa, Ejército de Tierra, de la Armada, del Ejército del Aire, de la Guardia Civil y del Cuerpo Nacional de Policía junto al secretario general del Arzobispado castrense, y el Rector del Seminario, y contaron además, con la colaboración de tres diáconos y seminaristas del Arzobispado castrense.

El contingente eFP XIV desplegado en Letonia ha querido compartir un momento con más de 35 niños y niñas del Orfanato Bernu Nams en Riga. Un grupo de militares acompañador por el Capellán Castrense el Pater Juan Carlos Pinto Suárez se acercaron a felicitar, cantar y despedir la Navidad con dulces típicos de España y algunos regalos en la víspera de los reyes magos cumpliendo así con la tradición que se lleva haciendo en España de hacer este tipo de visitas a niños en diferentes centros de atención.

Carta del Señor Arzobispo Castrense

Queridos capellanes castrenses, capellanes de la Policía Nacional, sacerdotes de esta diócesis y colaboradores, fieles todos:

Os escribo estas breves líneas para felicitaros con motivo de la Navidad, que ya enfila su final, y del Nuevo Año. Que el Señor nos ayude a vivirlo con un corazón bien abierto a su Gracia y dispuesto a servirle con alegría.

4/1/2024 - Jueves - Tiempo de Navidad.

1ª lectura: No puede pecar, porque ha nacido de Dios

Lectura de la primera carta del apóstol san Juan 3, 7-10

Hijos míos, que nadie os engañe. Quien obra la justicia es justo, como él es justo.

Quien comete el pecado es del Diablo, pues el Diablo peca desde el principio. El Hijo de Dios se manifestó
para deshacer las obras del diablo. Todo el que ha nacido de Dios no comete pecado, porque su germen
permanece en él, y no puede pecar, porque ha nacido Dios.

En esto se reconocen los hijos de Dios y los hijos del Diablo: todo el que no obra la justicia no es de Dios,
ni tampoco el que no ama a su hermano.

Salmo: Sal 97, 1-2ab. 7-8a. 8b-9

R. Los confines de la tierra han contemplado la victoria de nuestro Dios.

Cantad al Señor un cántico nuevo,
porque ha hecho maravillas.
Su diestra le ha dado la victoria,
su santo brazo. R.

Retumbe el mar y cuanto contiene,
la tierra y cuantos la habitan;
aplaudan los ríos,
aclamen los montes. R.

Al Señor,
que llega para regir la tierra.
Regirá el orbe con justicia
y los pueblos con rectitud. R.

Aleluya Heb 1, 1-2

R. Aleluya, aleluya, aleluya.

V. En muchas ocasiones habló Dios antiguamente
a los padres por los profetas.

En esta etapa final, nos ha hablado por el Hijo. R.

Evangelio: Hemos encontrado al Mesías

Lectura del santo Evangelio según san Juan 1, 35-42

En aquel tiempo, estaba Juan con dos de sus discípulos y, fijándose en Jesús que pasaba, dice:

«Este es el Cordero de Dios».

Los dos discípulos oyeron sus palabras y siguieron a Jesús. Jesús se volvió y, al ver que lo seguían, les pregunta:

«¿Qué buscáis?» Ellos le contestaron:

«Rabí (que significa Maestro), ¿dónde vives?» Él les dijo:

«Venid y lo veréis».

Entonces fueron, vieron dónde vivía y se quedaron con él aquel día; era como la hora décima.

Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que oyeron a Juan y siguieron a Jesús; encuentra
primero a su hermano Simón y le dice:

«Hemos encontrado al Mesías (que significa Cristo)». Y lo llevó a Jesús. Jesús se le quedó mirando y le dijo:

«Tú eres Simón, el hijo de Juan; tú te llamarás Cefas (que se traduce Pedro)».

Santa Catalina de Siena

San Pio X

3/1/2024 - Miércoles - Tiempo de Navidad.

1ª lectura: Todo el que permanece en él no peca

Lectura de la primera carta del apóstol san Juan 2, 29-3, 6

Queridos hermanos:

Si sabéis que él es justo, reconoced que todo el que obra la justicia ha nacido de él. Mirad qué amor nos
ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios, pues ¡lo somos! El mundo no nos conoce porque no le
conoció a él.

Queridos, ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que seremos. Sabemos que, cuando
él se manifieste, seremos semejantes a él, porque lo veremos tal cual es.

Todo el que tiene esta esperanza en él se purifica a sí mismo, como él es puro.

Todo el que comete pecado quebranta también la ley, pues el pecado es quebrantamiento de la ley. Y
sabéis que él se manifestó para quitar los pecados, y en él no hay pecado.

Todo el que permanece en él no peca. Todo el que peca no le ha visto ni conocido.

Salmo: Sal 97, 1bcde. 3cd-4. 5-6

R. Los confines de la tierra han contemplado la victoria de nuestro Dios.

Cantad al Señor un cántico nuevo,
porque ha hecho maravillas.
Su diestra le ha dado la victoria,
su santo brazo. R.

Los confines de la tierra han contemplado
la salvación de nuestro Dios.
Aclama al Señor, tierra entera;
gritad, vitoread, tocad. R.

Tañed la cítara para el Señor,
suenen los instrumentos:
con clarines y al son de trompetas,
aclamad al Rey y Señor. R.

Aleluya Jn 1, 14a. 12a

R. Aleluya, aleluya, aleluya.

V. El Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros;
a cuantos lo recibieron, les dio poder de ser hijos de Dios. R.

Evangelio: Este es el Cordero de Dios

Lectura del santo Evangelio según san Juan 1,29-34

Al día siguiente, al ver Juan a Jesús que venía hacia él, exclamó:

«Este es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. Este es aquel de quien yo dije: “Tras de mí
viene un hombre que está por delante de mí, porque existía antes que yo” Yo no lo conocía, pero he salido
a bautizar con agua, para que sea manifestado a Israel». Y Juan dio testimonio diciendo:

«He contemplado al Espíritu que bajaba del cielo como una paloma, y se posó sobre él. Yo no lo conocía,
pero el que me envió a bautizar con agua me dijo: “Aquél sobre quien veas bajar el Espíritu y posarse sobre
él, ése es el que bautiza con Espíritu Santo.” Y yo lo he visto, y he dado testimonio de que este es el Hijo
de Dios».

2/1/2024 - Martes - 2ª semana de Navidad.

1ª lectura: Lo que habéis oído desde el principio permanezca en vosotros

Lectura de la primera carta del apóstol san Juan 2, 22-28

Queridos hermanos

¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo? Ese es el anticristo, el que niega al Padre
y al Hijo. Todo el que niega al Hijo tampoco posee al Padre. Quien confiesa al Hijo posee también al Padre.

En cuanto a vosotros, lo que habéis oído desde el principio permanezca en vosotros. Si permanece en
vosotros lo que habéis oído desde el principio, también vosotros permaneceréis en el Hijo y en el Padre; y
esta es la promesa que él mismo nos hizo: la vida eterna.

Os he escrito esto respecto a los que tratan de engañaros. Y en cua
nto a vosotros, la unción que de él
habéis recibido permanece en vosotros, y no necesitáis que nadie os enseñe. Pero como su unción os enseña
acerca de todas las cosas - y es verdadera y no mentirosa -, según os enseñó, permaneced en él. Y ahora,
hijos, permaneced en él para que, cuando se manifieste, tengamos plena confianza y no quedemos avergonzados
lejos de él en su venida.

Salmo: Sal 97, 1-2ab. 2cd -3ab. 3cd 4

R. Los confines de la tierra han contemplado la salvación de nuestro
Dios.

Cantad al Señor un cántico nuevo,
porque ha hecho maravillas.
Su diestra le ha dado la victoria,
su santo brazo. R.

El Señor da a conocer su victoria,
revela a las naciones su justicia.
Se acordó de su misericordia
y su fidelidad en favor de la casa de Israel. R.

Los confines de la tierra han contemplado
la salvación de nuestro Dios.
Aclama al Señor, tierra entera;
gritad, vitoread, tocad. R.

Aleluya Heb 1, 1-2

R. Aleluya, aleluya, aleluya.

V. En muchas ocasiones habló Dios antiguamente
a los padres por los profetas.

En esta etapa final, nos ha hablado por el Hijo. R.

Evangelio: El que viene detrás de mi

Lectura del santo Evangelio según san Juan 1, 19-28

Este es el testimonio de Juan, cuando los judíos enviaron desde Jerusalén sacerdotes y levitas a que
le preguntaran:

«¿Tú quién eres?»

Él confesó y no negó; confesó:

«Yo no soy el Mesías». Le preguntaron:

«¿Entonces, qué? ¿Eres tú Elías?» Él dijo:

«No lo soy».

- «¿Eres tú el Profeta?» Respondió: «No».

Y le dijeron:

«¿Quién eres, para que podamos dar una respuesta a los que nos han enviado? ¿Qué dices de ti mismo?»
Él contestó:

«Yo soy la voz que grita en el desierto: “Allanad el camino del Señor”, como dijo el profeta Isaías». Entre
los enviados había fariseos y le preguntaron:

«Entonces, ¿por qué bautizas si tú no eres el Mesías, ni Elías, ni el Profeta?» Juan les respondió:
- «Yo bautizo con agua; en medio de vosotros hay uno que no conocéis, el que viene detrás de mí, y al
que no soy digno de desatar la correa de la sandalia».

Esto pasaba en Betania, en la otra orilla del Jordán, donde Juan estaba bautizando. 

Página 5 de 255
Volver