900px Escudo de España mazonado.svg    et    armada    escudo ejercito del aire    EscudoGuardiaCivil.svg    National Police Corps of Spain Badge.svg

Cabecera Noticia Arzobispado

 

Noticias del Arzobispado Castrense

Visita del Arzobispo Castrense a las Unidades de Jaca y Huesca

Los días doce y trece de marzo el Ilustrísimo Señor Arzobispo castrense don Juan Antonio Aznárez Cobo, acompañado del Ilustrísimo Señor Vicario Episcopal del Ejército de Tierra don Miguel Ángel García Arteaga, visitó las unidades militares atendidas pastoralmente por el capellán castrense  Alberto Gatón Lasheras.

La visita transcurrió en el Cuartel General de la División "Castillejos" en Huesca, la Base "Oroel" -que incluye los Acuartelamientos "San Bernardo" y "La Victoria", la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales (EMMOE), el Cuartel General y la Compañía de Cazadores de Montaña así como el Batallón del Regimiento de Montaña "Galicia 64", la fortaleza militar "La Ciudadela", el Cuartel y la Casa Cuartel de la Guardia Civil  en Jaca, la Escuela de Montaña del Grupo de Rescate de la Guardia Civil GREIM en Candanchú y la Comisaría de la Policía Nacional en Jaca.

El martes día doce, a su llegada en tren a Zaragoza el Ilustrísimo Señor Arzobispo y el Ilustrísimo Señor Vicario del Ejército de Tierra fueron recogidos por el Suboficial Mayor del Cuartel General de la División "Castillejos", desplazándose a Huesca, donde fueron recibidos por el Ilustrísimo Señor Coronel Jefe del Acuartelamiento Sancho Ramírez y por el capellán castrense destinado. A continuación, tuvieron todos un encuentro con el Excelentísimo General Jefe de la División "Castillejos" para después llegar a la capilla donde esperaban los catorce candidatos para la administración del Sacramento de la Confirmación.

Después de unas cálidas palabras de don Juan Antonio a los confirmandos, se celebró la Santa Misa y la administración del sacramento de la Confirmación, concelebrando con el Arzobispo castrense el Vicario Episcopal del Ejército de Tierra y el capellán de la Plaza. Fue una ceremonia espiritual, devota, alegre y llena del Espíritu Santo, en la que don Juan Antonio insistió en la necesidad de dialogar con Dios, de estar cerca de Él, confiar en Él, de dedicarLe tiempo y trato con amor y cercanía. Un regalo de Dios estas confirmaciones.

Es de reseñar que la iglesia está recién acabada de sus obras, tras una seria inversión militar económica y material con una cuidada restauración que comprende la sacristía, renovada por completo y la propia iglesia.

Al finalizar la ceremonia, en un ambiente fraterno se compartió un cercano y ameno almuerzo del Señor Arzobispo, del Vicario Episcopal de Tierra y del capellán castrense de la plaza acompañados por los Señores Coroneles, el Suboficial Mayor, los confirmados y los padrinos.

A la conclusión del almuerzo, para finalizar esta visita pastoral con motivo de estas confirmaciones, por parte del Ilustrísimo Señor Coronel se hizo la presentación del Regimiento de Transmisiones nº1 en la Sala Institucional DIVCAST culminando con la firma en el libro de Honor por el Ilustrísimo Señor Arzobispo castrense.

Tras la despedida de la unidad por el Jefe de Acuartelamiento, se desplazaron el Señor Arzobispo, el Señor Vicario Episcopal y el capellán castrense de la plaza en el todoterreno militar de la EMMOE hasta la ciudad de Jaca.

A su llegada se dirigieron directamente al Cuartel y puesto de mando de la Guardia Civil en Jaca, donde fueron recibidos por el Capitán Jefe del Acuartelamiento. Después de una visita a las instalaciones, ahora en obras de remodelación de las casas y despachos, se desplazaron con el Capitán en un coche oficial de la Guardia Civil hacia las instalaciones de la Escuela de Montaña del GREIM en Candanchú. Pero antes, recibidos en el ya nevado pueblo de Canfranc por el Comandante de la Guardia civil y Jefe de Estudios del GREIM y por algunos de los profesores, pudieron comprobar la exigencia de las pruebas de acceso, en esta ocasión especialidad de escalada, de los futuros alumnos del curso de montaña para lograr la incorporación como miembros del GREIM. 

Después se visitó la Escuela de Montaña de la Guardia Civil en Candanchú, donde se conversó junto a un café con tiempo con los guardias civiles presentes, hospitalaria acogida y maravillosas vistas de las cimas nevadas. A continuación se regresó a la ciudad de Jaca en un coche oficial de la Guardia Civil guiados por el Capitán Jefe del Acuartelamiento.

Al llegar, fueron recibidos por el Inspector Jefe de la Policía Nacional, quien hizo una explicación de la situación social de la ciudad de Jaca y las demás ciudades y pueblos bajo la responsabilidad de la Policía Nacional, así como un recorrido muy instructivo y aleccionador de las dependencias y tareas de los distintos departamentos que componen la Comisaría de la ciudad de Jaca. Fueron también acompañados por el Jefe de la Policía Local de Jaca y por el padre Escolapio Director del Colegio de la Obra Pía en Jaca.

A continuación don Juan Antonio, don Miguel Ángel y el capellán castrense se desplazaron hasta la impresionante fortaleza militar de "la Ciudadela", siendo recibidos por su director el Ilustrísimo Señor Coronel de la Plaza, quien estuvo enseñando las principales dependencias, dando una amenísima explicación histórica y poliorcética de este secular y bello edificio militar.

Tras ser despedidos por el Ilustrísimo Señor Coronel de la Plaza, el Arzobispo castrense, el Vicario episcopal y el capellán castrense disfrutaron una agradable y entrañable cena para luego retirarse a sus habitaciones en la residencia militar del Mallo Blanco, cuyo personal fue saludado por nuestro Arzobispo a su llegada.

El día siguiente, miércoles trece, comenzó con la visita a la Base Oroel, acuartelamiento San Bernardo, siendo recibido el Ilustrísimo Señor Arzobispo por el Ilustrísimo Señor Coronel Jefe de la Base, y una línea de saludo de los Jefes de Unidad, Ilustrísimos Señores Coroneles de la Plaza y los Suboficiales Mayores. Después se procedió a un desayuno informal con los Jefes de Unidad y los Suboficiales Mayores durante el que se conversó sobre la asistencia religiosa a las Fuerzas Armadas, la espiritualidad de nuestros militares y la actividad evangélica en los medios de comunicación y la vida militar.

Al acabar, el Señor Arzobispo visitó la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales, EMMOE, destino del capellán castrense Alberto Gatón Lasheras. Tras una exposición de los cometidos y formación de los distintos cursos, en especial el de Montaña y el de Operaciones Especiales, el Señor Arzobispo hizo revisión y firma canónica de los libros parroquiales, y a continuación, acompañado del Ilustrísimo Señor Coronel de la EMMOE y de la Plana y Jefatura de Estudios, y del Suboficial Mayor, firmó en el libro de honor de la EMMOE.

Después se desplazaron al Regimiento de Montaña "Galicia 64", donde fueron recibidos por el Ilustrísimo Señor Coronel Jefe del Regimiento, el Teniente Coronel Jefe de la Plana, el Suboficial Mayor, uno de nuestros brigadas y la Cabo Mayor. Tras una interesantísima y muy ilustrativa conferencia sobre los fines, experiencias, labores y responsabilidades de este histórico Regimiento, el más antiguo de España, se procedió a la firma en el libro de honor en la honorable sala de Banderas del Regimiento.

A continuación, acompañados por el Ilustrísimo Señor Coronel Jefe de la base y de la USBA, el Ilustrísimo Señor Arzobispo y sus acompañantes recorrieron parte del acuartelamiento, hasta llegar a la iglesia, en completas obras de reparación y restauración. La iglesia, muy hermosa pero necesitada de eliminación de la termita, de actualización del sistema eléctrico, y de sustitución de la madera de todo el edificio, implica un esfuerzo material, económico y personal que tanto la Base como la USBA desempeñan con ilusión, eficacia y entrega. 

Por último, el Ilustrísimo Señor Arzobispo castrense en el coche oficial del Ilustrísimo Coronel Jefe de la Base y su conductora, el Ilustrísimo Señor Coronel del Regimiento "Galicia 64" con su Suboficial Mayor y su conductor, y el capellán castrense con el Ilustrísimo Señor Vicario del Ejército de Tierra visitaron el acuartelamiento "La Victoria", también dependiente de la Base Oroel, donde está sito el Batallón del Regimiento. Fueron recibidos por el Teniente Coronel al mando del Batallón y después de una completa explicación y reunión se procedió a la despedida del Señor Arzobispo, quien regresó hasta Zaragoza en el vehículo militar acompañado del Vicario episcopal y del capellán castrense.

Una visita de nuestro Señor Arzobispo y de nuestro Vicario del ejército de Tierra que fue muy agradable, humanista, llena de fe y esperanza, luminosa, de provechosos frutos sacramentales, espirituales e institucionales, que abre el camino a otros nuevos encuentros para seguir disfrutando con más tiempo de estas plazas de Jaca y Huesca, y de estos paisajes y parajes, ahora nevados pero ya apuntando la Primavera, lugares plenos de historia, sabiduría, arte y vida, donde trabajan al servicio de España el magnífico y profesional personal militar de las Fuerzas Armadas, de la Guardia civil y de la Policía Nacional, más de tres mil almas encomendadas a la atención pastoral de nuestro Arzobispado castrense. Deo gratias!

  • 20240313_084541
  • IMG-20240312-WA0013
  • IMG-20240313-WA0006
  • IMG-20240315-WA0001

 

Volver